Vidal otorgó un aumento a cuenta de paritarias a los docentes que no adhirieron al paro y convocó a una nueva reunión

 

vidal maestr

15/3/2017. Ante el séptimo día de paro docente desde que comenzó el ciclo lectivo la semana pasada, la Gobernadora María Eugenia Vidal  acaba de anunciar dos medidas para comenzar a destrabar el conflicto de paritarias. Un adelanto del acuerdo con un piso de $1500 y un reconocimiento a los maestros que no acataron la huelga. La Gobernadora  dispuso un aumento a cuenta de paritarias para los docentes de la Provincia por el equivalente de entre $1500 a $3750 y pagará el presentismo de Marzo a los que decidieron dar clase y “priorizaron a los chicos”. También sin mencionar al líder de SUTEBA, Baradel tuvo frases dedicadas a él. La FEB, el segundo gremio más grande de la provincia  no adhirió y sus docentes dieron clases.

 

f620x350-392653_423671_0

En una conferencia de prensa, la mandataria provincial advirtió que la prolongación del conflicto docente demuestra que “no hay vocación de diálogo, hay vocación de conflicto” y les corresponde  a ellos –los dirigentes gremiales- “explicar por qué”, ya que hay un gobierno que “se está sentando a dialogar”.

“No somos ingenuos, para dialogar hacen falta dos partes, aun en ese contexto convocamos a la conciliación obligatoria” y la Cámara de Segunda instancia “le dio la razón al gobierno”, agregó.

“Aun así siguieron anunciando paros, sin venir a las reuniones que convocamos, sin respetar la ley ni un fallo judicial”, continuó Vidal.

En duros términos, la Gobernadora adjudicó a un sector del gremialismo la intención de que el conflicto “se extienda lo más en el tiempo posible, y tiene dos perjudicados: los chicos y sus familias, y los docentes que, a diferencia de los estatales que acordaron paritarias, no cobran porque no hay paritaria”, razón por la cual adelantó la suma mencionada.


“Ante cada propuesta, la respuesta siempre fue el anuncio de más paros”, acusó Vidal. Mientras que los gremios Suteba, Uda y Udocba, que no acataron la conciliación obligatoria ni asistieron a las reuniones acordadas por el ministerio de Trabajo bonaerense, adhieren hoy y mañana a la huelga nacional de 48 horas convocada por la Ctera.

“No somos ingenuos, sabemos que para dialogar necesitamos dos partes”, lanzó Vidal, e instó a los dirigentes gremiales dejar de lado las diferencias: “Los interés partidarios, políticos y personales tienen que estar afuera de la mesa”. “Me consta que muchos dirigentes gremiales tienen buena fe y desde ese lugar dar una discusión salarial, pero hay otros que no, que solo quieren el conflicto. A esos les pido que sean tan honestos como yo y digan de qué partido son, a qué elección gremial o política quieren presentarse y cuáles son sus intereses y demos un debate abierto de cara a la sociedad sobre nuestra educación pública”, deslizó la Gobernadora.

Foto1 (1)

En este contexto, Vidal anunció que se hará efectivo un pago en concepto de “adelanto” del acuerdo paritario. “Será de entre $ 1500 y $ 3750, como un adelanto a cuenta de un acuerdo futuro. Es para que los docentes no sigan esperando“, expresó. Asimismo, dijo que se le pagará un extra a los docentes que no acataron el paro. Se trata, según Vidal, de “un reconocimiento extraordinario por única vez al presentismo de los docentes que durante es mes de marzo decidieron dar clase y priorizaron a los chicos”.

Durante una conferencia de prensa ofrecida en la Casa de Gobierno provincial, acompañada por sus ministros de Economía, Hernán Lacunza; de Trabajo, Marcelo Villegas; y de Educación, Alejandro Finocchiaro; la Gobernadora dijo que se pagará “un adelanto de paritarias equivalente a 1500 pesos hasta 3750 pesos, que será recibido por todos los docentes como un adelanto a cuenta del acuerdo que, espero, podamos alcanzar con los dirigentes gremiales”.

Además, se abonará “un reconocimiento extraordinario y por única vez al presentismo de los docentes que este mes decidieron dar clases y priorizaron a los chicos“, consistente en mil pesos.

“En febrero, con buena fe, convocamos un mes antes a los dirigentes gremiales docentes para proponerles un aumento que fuera igual a la inflación. Diez días antes de empezar las clases, se anunciaron dos días de paro. Nos comprometimos a poner por escrito que íbamos a pagar la inflación fuera la que fuera, la que definiera el INDEC. Nos pidieron un reconocimiento por el año 2016 y conseguimos mil millones de pesos y se les ofrecimos. Nos pidieron que cambiáramos las cuotas para que los fondos llegaran antes de la inflación, y aceptamos. Aun así, ante cada propuesta recibimos anuncios de paro”, explicó Vidal.

Remarcó que “no hay vocación de diálogo en algunos dirigentes gremiales, hay vocación de conflicto. Hace semanas que dejaron de dialogar y de hablar de salario docente. La vocación es por un conflicto que se extienda el mayor tiempo posible. Creo que ese conflicto tiene dos perjudicados: los chicos y sus familias, que se quedan si la posibilidad de ir a la escuela. Segundo, los docentes, que a diferencia del resto de los trabajadores estatales, desde enero no cobran aumento salarial porque no hay acuerdo paritario”.

Consultada por si podría llegar a dar paritaria por decreto, la mandataria respondió que va a “evitar llegar a esa decisión”y respecto a si habrá sanciones frente al desconocimiento de la conciliación obligatoria, respondió: “Yo tengo vocación de diálogo; espero que mañana (por este jueves) los dirigentes gremiales vengan a la reunión”, que citó a las 17 con su equipo y pidió que sea “seria, despolitizada”.

“Sé que su reclamo es justo y también sé que nos toca administrar una Provincia fundida y que cualquier compromiso que tome tiene que ser algo que podamos pagar. También sé que es justo que los chicos estén en el aula”, indicó la Gobernadora.

Vidal habló luego sobre su actitud personal frente al conflicto: “No voy a especular, no soy candidata, no estoy trabajando por futuras candidaturas, la única razón por la que estoy acá son los chicos y sus familias. No me importa si pierdo una elección por esta discusión. Me importa dar esta discusión, cuando los bonaerenses votaron el cambio, votaron esta discusión, con vocación de diálogo”.