Plan Municipal de ‘Ayuda a Escuelas Provinciales’. San Fernando equipó una vez más a la Primaria N°27

2 (37)9/3/2017. El Municipio destinó más mobiliario a la Primaria N°27, establecimiento que requería mesas y sillas para abrir un nuevo grado y las recibió gracias al Plan Municipal de ‘Ayuda a Escuelas Provinciales’. Santiago Aparicio, presidente del HCD, encabezó la entrega e indicó: “La directiva del Intendente Andreotti es precisa, que hagamos todo lo que podamos por los colegios de San Fernando”.

Antes del inicio de clases, el Municipio de San Fernando se ocupó de la necesidad de la Escuela Primaria N°27, ubicada en Pasteur y Mendoza, que para funcionar correctamente con el régimen de ‘jornada extendida’ que le fue asignado debía equipar dos nuevas aulas. Santiago Aparicio, titular del Concejo Deliberante, entregó el mobiliario faltante.

“Es una escuela antigua, con buenos directivos, responsables”, dijo el funcionario en su visita a la institución, acompañado del subsecretario de Gobierno, Luis Freitas; y las consejeras escolares Teresa Piaggi y Patricia Bolo Bolaño.

Aparicio continuó: “En 2014 y 2015 les trajimos mobiliario para sus aulas y hoy les entregamos por tercera vez para que los chicos tengan recursos nuevos y puedan estudiar más cómodos. El Municipio acompaña a los colegios públicos con todo lo que puede”.

“Desde el 2012, con nuestro programa de Ayuda a Escuelas Provinciales, invertimos más de 50 millones de pesos. El Intendente Luis Andreotti tomó la decisión de apoyar a la educación aunque la responsabilidad sea de la Provincia de Buenos Aires, que está muy alejada”, explicó el titular del HCD local y puso un ejemplo: “Estamos renovando la Primaria N°20 y la Secundaria N°28 del barrio San Jorge, una reforma integral de 15 millones de pesos”.

“La directiva del Intendente Andreotti es precisa: que hagamos todo lo que podamos por los colegios a los que van los chicos de San Fernando”, completó Santiago Aparicio.

Por su parte, la directora del establecimiento, Graciela Echeverría, expresó: “Le agradezco al Municipio y al Consejo Escolar porque lo necesitábamos. Estamos abriendo un grado nuevo y no lo teníamos”.

“Nuestra matrícula tiene 235 alumnos –contabilizó por último la docente- Gracias a Dios, se recuperó al barrio y volvieron a confiar en nosotros y están viniendo”, remató.